La leyenda de la sopa de ajo y el rey Jaime I

Esta semana festividad del nueve de octubre, fecha de la conquista de Valencia,  os proponemos esta historia.

Cuenta la leyenda que días  previos a la conquista, estaba el  rey Jaime I en Teruel, ultimando la batalla , cuando cayó gravemente enfermo…

Los médicos judíos no encontraban remedio con el que sanarlo. Fue entonces cuando una vieja del lugar dijo que sabía cómo hacer que el rey recuperara la salud. Necesitaba una cabeza de ajos. Pero, ni en Teruel, ni en los alrededores había cabeza alguna. Así que seis valientes jóvenes penetraron en Valencia, tierra de moros,  arriesgando sus vidas para conseguir una cabeza de ajos. De los seis, sólo un joven intrépido  logró volver a Teruel. Y lo hizo con 5 cabezas de ajos, una por cada  compañero muerto. La vieja elaboró un manjar con los ajos a los que añadió pan y agua. Una sopa que hicieron que el rey se recuperara al día siguiente de manera milagrosa.

Al enterarse de la hazaña de los jóvenes el rey dispuso que el cultivo de ajos se propagara por todo su reino para que jamás faltarán ajos.  El manjar que sanó al rey Jaime I es el origen de la sencilla y famosa sopa de ajo que forma parte de la gastronomía de muchas tierras españolas, incluida la nuestra

Jaime I , nacido en Montpellier, rey de Valencia, Mallorca, conde  de Barcelona, señor de Montpellier… asumió el reinado de sus tierras con tan solo 5 años, a la muerte de su padre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *