Eliminar los exámenes en primaria

Sonia Antoranz es miembro del Global Agenda Council del Foro Económico mundial en el área de Nanotecnología

«El Gobierno británico nos acaba de conceder una subvención de un millón de libras para investigar el uso de pulsos de ultrasonido para controlar la función neuronal. Queremos usarlo para controlar e inhibir el dolor y también, quizá, en enfermedades como la epilepsia. Podríamos engañar a las neuronas, como cuando te das un golpe, te frotas en el sitio dolorido y parece que lo sientes menos».

14689220308474

«Yo eliminaría los exámenes en primaria, pero no los deberes: en su justa medida, ayudan a que los padres conecten con la educación de sus hijos. El sistema educativo es muy complejo. Las ideas que se aplican son más políticas que científicas. No se hace política basada en evidencias sino en ingeniería social»

«Vamos a hacerlo todo in vitro en el laboratorio. Usaremos cultivos neuronales de ratón, hasta llegar a tejidos humanos».

«Yo no quiero experimentar con animales. De hecho, estoy llevando a cabo otra investigación para crear materiales biomiméticos para hacer cultivos celulares en una placa de petri en tres dimensiones. Me encantaría poder hacer todos los ensayos sin animales ni humanos».

«La edición del genoma para curar enfermedades traerá consecuencias que no estamos buscando. Son espadas de doble filo. Por eso tenemos que abrir el debate sobre las consecuencias inesperadas de la ciencia y hasta dónde estamos dispuestos a seguir investigando. Buscar caminos para hablar con la sociedad y decidir cómo manejamos estas tecnologías».

«Estamos asistiendo a una convergencia de tecnologías y de disciplinas que está acelerando el conocimiento científico y la resolución de problemas. La manera de interrogar los sistemas biológicos desde diferentes disciplinas cada vez más integradas es lo que hará avanzar la ciencia. Cosas que antes tardaban años ahora se resuelven en meses».

«Vayas donde vayas hay científicos y, sobre todo, científicas españolas. El problema es que no se tiene una visión global de lo que está pasando ahora en España. La prensa suele ser derrotista, con ejemplos de personas con talento a quienes se les valora más fuera, pero es que eso pasa también en el extranjero. El mejor estudiante de Oxford lo pasa mal. En la vida científica nadie te regala nada, aunque seas el mejor».

«Los científicos españoles somos buenos creando redes para solucionar problemas, sobre todo las mujeres. Somos muy prácticas y tenemos facilidad para identificar quién hace qué y conectar los puntos. Son los alemanes quienes deberían aprender de nosotros y no a la inversa».

«Yo eliminaría los exámenes en primaria, pero no los deberes: en su justa medida, ayudan a que los padres conecten con la educación de sus hijos. El sistema educativo es muy complejo. Las ideas que se aplican son más políticas que científicas. No se hace política basada en evidencias sino en ingeniería social»

Artículo publicado en el diario El Mundo. 20-7-2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *