Aprendemos jugando

Desde el Blog de Lápices hemos querido abrir una nueva sección en la que se recopilarán diversos juegos y actividades para la etapa infantil. Material adecuado para esas tardes frías en las que el aburrimiento se apodera de nuestros hijos y los juguetes ya no surten efecto.

Cada mes las actividades propuestas tendrán un área específica a trabajar. En el mes de octubre nos centraremos en la psicomotricidad fina que comprende todas aquellas actividades del niño que necesitan de una precisión y un elevado nivel de coordinación. Esta motricidad se refiere a los movimientos realizados por una o varias partes del cuerpo, que no tienen una amplitud sino que son movimientos de más precisión.

Para conseguirlo se ha de seguir un proceso cíclico: iniciar el trabajo desde que el niño es capaz, partiendo de un nivel muy simple y continuar a lo largo de los años con metas más complejas y bien delimitadas en las que se exigirán diferentes objetivos según las edades.

Aquí os dejo algunas ideas:

  • Collage: A los niños les encanta coleccionar cosas y atesorar recuerdos. En verano, conchas y arena de playa, piedras de río, flores secas… En otoño, hojas secas, piñas, fcollage-del-otonootos… Con diversos materiales, cartulina y pegamento podemos ayudarles a confeccionar un bonito mural para colgar en su cuarto.

Otra manera de hacerlo podría ser con una lámina o papel continuo y pinturas, témperas… para aquellos más mayores tomar como modelo algún cuadro conocido o pintar algún rincón de la casa, pero lo que les encantará será que los papás posemos como modelos y pintarnos.

  • Rueda de colores: Es una actividad muy sencilla y con la que podemos trabajar muchos aspectos. En un trozo de cartón o en su defecto cartulina blanca se dibuja un círculo. En él se dibujarán diferentes secciones en forma de quesitos que vuestros hijos colorearán. Por otra parte, recorueda-de-coloresmiendo pinzas de madera para que se les de un mayor uso. Éstas se pueden pintar con pintura de dedos, así los niños y por qué no, también vosotros, podréis disfrutar pintándolas manualmente. Siempre usando los colores que se han coloreados los quesitos. Si queréis evitaros este paso podéis comprar pinzas de plástico de diferentes colores.

Una vez las pinzas secas pasaremos a hacer las clasificaciones colocando el niño cada pinza de color en su quesito correspondiente. Es una actividad muy divertida de practicar y así reforzar los dedos índice y pulgar que son los que se utilizan para la pinza.

motricidad-fina-juegos-13

  • Colador divertido: Con materiales que seguro tenemos en casa podemos pasar un buen rato: colador de cocina, limpiapipas de colores y cuentas.

Les vamos colocando los limpiapipas por los agujeros del colador y al mismo tiempo se le va decorando con cuentas de colores y formas. Es un juego muy divertido que hará que el niño manipule incansablemente haciendo formas increíbles.

¿Qué os han parecido? ¿Os atrevéis a comentar vuestra experiencia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *