Aprendemos jugando: el juego de palabras

Importancia del juego de palabras para la comprensión lectora

En Educación Infantil es muy importante el juego de palabras, ya que las adivinanzas, los trabalenguas, las rimas y demás, son imprescindibles para el desarrollo de la memoria y del lenguaje.

Estos recursos, aunque nos parezcan simples y repetidos, son los que más ayudan al desarrollo de estas capacidades intelectuales.

Las adivinanzas suponen un excelente juego para desarrollar el aprendizaje entre los más pequeños. Exigen cierto esfuerzo mental y a cambio ofrecen un interesante reto camuflado en un sencillo juego. Las adivinanzas favorecen en el desarrollo del proceso de formación de conceptos en el niño, puesto que al buscar la respuesta correcta, es necesario que él discrimine entre las múltiples características de un objeto y trate de ubicar lo esencial.

Por tanto, el niño que conoce los juegos verbales va a tener más facilidad en aprender los procesos de lectoescritura que un pequeño que no ha experimentado estas dinámicas.

Rondas, adivinanzas y trabalenguas estimulan la capacidad intelectual de los niños y fortalecen el vínculo afectivo

Los juegos verbales son esenciales no solo para el óptimo desarrollo del lenguaje de los pequeños, sino para fomentar el apego con los padres.

Aunque no nos demos cuenta, los juegos verbales hacen parte del día a día de la crianza de los niños. El pequeño necesita todo el tiempo que le hablen y el lenguaje es, en sí, un juego.

Más allá del canto que muchas madres les susurran a sus bebés, desde que estos nacen o de las adivinanzas que los padres comparten con sus hijos, hay un significado pedagógico muy importante para la formación lingüística del niño.

Por este motivo, es sobre el juego de palabras que dedicamos este espacio en nuestro blog de Lápices y os facilitaremos algunos recursos para que los uséis con vuestros hijos:

TRABALENGUAS

Si su gusto no gusta del gusto
que gusta mi gusto,
que disgusto se lleva mi gusto
al saber que su gusto
no gusta del gusto
que gusta mi gusto.

Pepe pide pipas y Pepe pide papas,
pudo Pepe pelar pipas,
pero no pudo Pepe pelar papas,
porque las papas de Pepe no eran papas,
¡eran pepinos!, metió la pata.

ADIVINANZAS

balon

Todos dicen que me quieren
para hacer buenas jugadas,
y, en cambio, cuando me tienen
me tratan siempre a patadas.

(El balón)

 

 

Atada a uncometaa cuerda
volaba y volaba
y un niño en la tierra
la sujetaba.

(La cometa)

POESÍA

gallinaLa Gallinita
Con una corona
plateada y bordada
llegó mi vecina
la buena gallina.
Puso un huevito
y muy pronto nació
su hijo el pollito
!y rápido creció!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *