Aprendemos jugando: el arte

El arte es un lenguaje que hace que el niño se exprese a través de diferentes elementos. La creatividad y la imaginación tienen un papel muy importante en este proceso. Para los niños es una forma de vivir que le aportan múltiples beneficios.

Cuando el niño realiza actividades de expresión plástica (pinta, dibuja…) está expresando emociones y sensaciones, por tanto, el arte ayuda a que el niño exprese y abra su mundo interior.

Claro está que hay que para que el niño pueda disfrutar del arte se ha de potenciar también desde casa. Es importante estar con ellos guiándoles en su expresión artística pero, por supuesto, dejándoles libertad de expresión.

El arte tiene muchos beneficios como por ejemplo, sensibilizarse ante el mundo, es una forma diferente de sentir la vida; además, les estimula a crear, a aprender e innovar. Por último, que no menos importante, fomenta la comunicación entre padres e hijos ya que, a través de las manualidades, el baile, los dibujos… este vínculo se irá incrementando.

Dada la importancia que le damos a la expresión artística en la etapa infantil os animamos a que en casa disfrutéis con vuestros hijos de estas actividades que os recomendamos.pintura-con-leche-experimento-para-niños

  • Pintura con leche. Esta actividad les va a encantar a los más pequeños y es muy fácil de preparar. tan sólo se necesita un recipiente un poco profundo para meter la leche, ponerle unos toques de colorante alimentario y con los bastoncillos de oído mojados previamente con jabón de platos. Una vez los palillos toquen la pintura se crearán divertidas formas psicodélicas de leche y pintura por arte de magia.
  • Hielo de colores. Otro juego muy sencillo es pintar con hielo. Debemos coger una cubitera, poner dentro de cada cubito unas gotas de colorante alimentario o acuarelas líquhielo de coloresidas, y con cuidado llenarlas con agua. Luego, para que los palillos se sostengan mientras se congela, cubrimos con film de cocina y pinchamos los palillos, y para terminar lo llevamos al congelador. Una vez congelados, ya tenemos nuestros cubitos de pintura listos para usar. Los peques se divertirán pintando y viendo cómo los colores se van mezclando. Es preferible utilizar hojas para acuarela porque el papel normal se romperá con tanto líquidopapel de seda.
  • Cuadros con papel de seda. Se necesita papel de seda en diferentes colores, papel grueso o papel acuarela, pincel y agua. Hay que preparar bien la zona de trabajo ya que este papel puede teñir muebles y ropa. Se recorta el papel de seda en diferentes formas. Se aplica agua con el pincel sobre el papel grueso y se colocan los recortes de papel de seda. El color del papel comenzará a teñir el papel y los demás recortes. Se deja secar completamente (2 horas aproximadamente). Por último, se levanta el dibujo y los papeles caerán y dejarán a la luz la maravillosa obra de arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *